Caminar adelgaza: Formas de perder peso caminando

3.7 (73.33%) 3 votes

Nos han dicho una y otra vez que, en lugar de correr, nadar o hacer yoga, caminar podría ser el ejercicio simple y fácil que necesitamos para ayudarnos a perder peso. Caminar adelgaza, así que podría ser el ejercicio que todos estamos buscando. Puede mejorar la resistencia, así como la fuerza muscular, especialmente en la parte inferior del cuerpo, y puede mejorar el sistema cardiovascular .

¿Pero caminar no es demasiado sencillo? ¿No necesitamos sudar para perder peso?

No necesariamente. Los estudios dicen que si caminas sólo media hora al día, durante seis días a la semana, podrías perder medio kilo a la semana.

caminar para adelgazar

Y caminar con fuerza podría ayudarte a perder aún más peso. Caminar enérgicamente acelerará tu metabolismo, lo que a su vez te ayudará a bajar de peso. Mantener un ritmo rápido de intensidad moderada a alta puede quemar la misma cantidad de calorías que correr.

De hecho, un estudio canadiense descubrió que las mujeres que caminaban enérgicamente alrededor de una hora al día durante más de tres meses, reducían el peso alrededor de la mitad en un 20%.

Así que si quieres ponerte en forma y adelgazar, caminar tu ejercicio ideal. Sigue los siguientes consejos para descubrir cómo puedes adelgazar caminando

Cómo caminar para adelgazar

No comas en exceso

Cuando empiezas a tener tu rutina de salir a caminar, vas a notar que tendrás más hambre que antes. Esto es porque tu cuerpo se está acostumbrando al aumento de la actividad física. Pero es importante no sobrecompensar comiendo más.

Además, puede ser que incluso al principio notes un leve aumento de peso. No te asustes por esto, ya que es simplemente porque tu cuerpo está ganando algo de músculo. No tardarás en bajar peso más adelante.

Comienza lentamente, y aumenta la intensidad en un 10% a la semana

Empieza con 3 caminatas de 30 minutos a la semana y aumenta a 5 cuando te encuentres listo. De manera similar, comienza a caminar lentamente y a medida que avanzan las semanas aumenta el ritmo e incluso puedes añadir más dificultad caminando en terrenos irregulares con pendientes.

Usa los brazos

Mover los brazos mientras caminas puede ayudar a quemar aún más calorías. Mantén los brazos cerca del cuerpo al caminar y ten cuidado de no apretar los puños mientras te mueves, ya que esto podría interferir con la circulación.

De la misma forma, asegúrate de corregir tu postura mientras caminas. Si caminas tan derecho como te sea cómodo, tus músculos de la espalda y del trasero pueden trabajar a plena capacidad, permitiendo que tu cuerpo trabaje aún más duro para quemar esos kilos de más.

Da pasos más pequeños

Una de las mejores maneras de aumentar la cantidad de calorías que quemas al caminar es dar pasos más cortos y rápidos, en lugar de pasos más largos. Esto aumentará tu velocidad y, a su vez, tu pérdida de peso. Es una manera fácil de acelerar el paso y poner en marcha tu ritmo cardíaco sin sentir que está haciendo demasiado esfuerzo.

Cuenta tus pasos

Usa una pulsera de actividad, un podómetro o alguna aplicación de tu móvil para contar los pasos que das cada vez que sales a caminar. Puedes proponerte objetivos como caminar 10000 pasos para motivarte.

Caminar para perder peso: Una manera muy fácil de quemar grasas

Caminar ocasionalmente puede parecer monótono, pero este simple ejercicio es una de las maneras más fáciles de quemar calorías para ayudarte a quemar grasa. Debido a que caminar quema calorías a un ritmo moderado, no esperes que los kilos se disuelvan rápidamente. Sin embargo, si comes saludablemente y dedicas suficiente tiempo a este ejercicio, puede jugar un papel en ayudarle a perder el exceso de grasa en el estómago y espalda.

Por desgracia, no puedes elegir las partes de tu cuerpo donde quemar grasa. La clave está en poner tu cuerpo en déficit calórico, que es cuando consumes menos calorías de las que quemas, que es el resultado de un aumento en el ejercicio y una disminución en su consumo calórico.

Haga que caminar forme parte de tu rutina diaria

Realizar caminatas ocasionales durante la semana no será suficiente para provocar la pérdida de grasa. Si estás decidido a mejorar tu físico caminando, dedica aproximadamente 300 minutos por semana a este entrenamiento.

Si tienes dificultades para reservar tiempo suficiente para hacer ejercicio, levántante 30 minutos antes o incluso ajustar tu estilo de vida para caminar más, como por ejemplo, aparca más lejos de donde vayas, o camina cuando hables por teléfono.

Caminar mejora tu salud

Además de sus propiedades para quemar grasa, caminar es una manera sencilla de mejorar tu salud en general. Caminar fortalece sus músculos y huesos, mejora su resistencia, disminuye los dolores y molestias, eleva tu bienestar mental y previene una amplia gama de condiciones médicas graves.

Este ejercicio no requiere equipo, lo que lo hace conveniente y versátil, y su bajo impacto produce menos dolor en las articulaciones que los ejercicios de alto impacto como correr.

Caminar para adelgazar muslos

Caminar rápido es una manera simple de quemar grasa de todo el cuerpo, incluyendo los muslos. Mientras que un paseo tranquilo puede no impactar tu cuerpo para ofrecer los mejores resultados de acondicionamiento físico, la caminata rápida usa una mayor intensidad para quemar más calorías.

La caminata rápida también puede ayudar a aumentar su metabolismo, permitiéndote continuar quemando calorías mucho después de que su caminata haya terminado.

Adelgazar los muslos se puede lograr con la marcha rápida. La caminata rápida utiliza los cuádriceps, los tendones de la corva y los glúteos de manera más efectiva que la caminata pausada debido al aumento de la zancada que se utiliza para aumentar la intensidad de la caminata. Tanto la flexión como la extensión de la rodilla se utilizan con más potencia y a una velocidad más rápida, lo que permite activar los cuádriceps y los tendones de la corva.

La velocidad al caminar también puede aumentar su masa muscular magra, estimulando su metabolismo y permitiéndote quemar más calorías eficientemente.

Agregar variedad a tus caminatas también puede ayudarte a adelgazar muslos. Durante la caminata, concéntrate en fortalecer las piernas agregando flexiones en cuclillas o zancadas.

Por ejemplo, una caminata rápida de cinco minutos seguida de 25 zancadas y 25 sentadillas. Repite este circuito durante la duración de tu caminata para poner una mayor demanda en la parte inferior de su cuerpo.

3.7 (73.33%) 3 votes

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.> ACEPTAR

Aviso de cookies