Por qué caminar es mejor que correr. Caminar Vs Correr

5 (100%) 1 vote

Caminar a paso ligero es un excelente ejercicio de intensidad moderada para reducir los riesgos de salud, mejorar la forma física y ayudar a perder peso. Caminar un poco más lento para conseguir los 10000 pasos diarios tiene muchos beneficios. Aprende por qué caminar es mejor que correr.

No quiero desanimar a todos los runners convencidos de que correr es lo mejor para su salud, pero ¿sabías que caminar es casi el doble de efectivo que correr a la hora de reducir los problemas de corazón? No se trata de señalar a los que corren e ignorar todo su esfuerzo ni tampoco de minusvalorar a aquellos que prefieren darse un paseo.

caminar vs correr

Caminar o correr

Según este estudio del Lawrence Berkeley National Laboratory, tanto caminar como correr proporcionan los mismos beneficios para la salud, siempre que la energía utilizada sea la misma. Es decir, da igual correr 4 km o caminar 4 km. A nuestra salud le sienta igual de bien.

Obviamente, la ventaja de correr es que puedes recorrer 4 kilómetros en 25 minutos, mientras que caminando puedes tardar más de 45 minutos. Al final, todo se trata de la prisa que tengas.

Lo que los autores de este estudio encontraron es que:

  • Correr disminuye el riesgo de presión alta un 4.2%, mientras que caminar lo reduce un 7.2%.
  • Correr disminuye el riesgo de colesterol alto en un 4.3%, mientras que caminar lo hace hasta en un 7%.
  • Correr disminuye el riesgo de diabetes en un 12.1% y caminar en un 12.3%.
  • Correr disminuye el riesgo de enfermedades del corazón en un 4.5%, mientras que caminar lo reduce en un 9.3%.

En palabras del propio Williams, coautor del estudio: «Caminar como una forma de ejercitarse. No se trata de algo sin importancia, sino de caminar como ejercicio de verdad».

No necesitas salir a sudar la gota gorda corriendo para obtener los beneficios para tu salud cardiovascular. Además, caminar tiene menor impacto sobre las articulaciones que correr. De forma que no hay que preocuparse tanto por las zapatillas, rodilleras o similar. El único equipamiento que necesitas son tus piernas y una buena motivación.

¿Correr o caminar para perder grasa?

Aunque para reducir los riesgos sobre la salud tanto correr como caminar son opciones válidas, a la hora de perder peso lo mejor es correr. Si tu prioridad es perder peso, los estudios corroboran que correr es más efectivo que caminar, aunque caminando también se pierde peso, como te cuento más abajo.

No solamente quemas más calorías corriendo la misma distancia sino que además nuestro apetito se reduce.

6 Razones por las que caminar es mejor que correr

#1 Caminar provoca menos lesiones que correr

Caminar produce muchas menos lesiones, la menor cantidad de lesiones de cualquier ejercicio aeróbico.

Los investigadores observan que hasta la mitad de todos los corredores se ven afectados por lesiones al correr cada año, más comúnmente en las rodillas. Durante mucho tiempo se ha sospechado que estas lesiones, así como el estrés de las carreras largas, como las maratones, conducen a cambios que pueden resultar en osteoartritis, especialmente en la rodilla.

#2 Caminar tiene menos impacto que correr en tus articulaciones

Los corredores impactan el suelo con 3 veces tu peso corporal con cada paso, mientras que caminar sólo produce un impacto de 1,5 veces tu peso corporal. Esto es especialmente importante si tienes sobrepeso o has desarrollado algún problema articular como artrosis o artritis.

Como ejercicio de menor impacto, sientes menos fatiga y hay menos desgaste en tu cuerpo al caminar. Sin embargo, caminar sigue siendo un ejercicio de soporte de peso que puede prevenir la pérdida ósea.

#3 Caminar también quema grasa

Es más fácil establecer un ritmo de quema de grasa y entrenamiento por la cantidad de tiempo necesaria para quemar grasa cuando usted está caminando en lugar de correr.

Un ritmo de quema de grasa es aquel en el que estás respirando notablemente pero eres capaz de mantener una conversación. Como si llegaras tarde a una cita.

Caminar a un paso rápido durante 45 minutos o más tendrá resultados en la quema de grasa corporal almacenada, incluyendo la dañina grasa abdominal interna que se acumula alrededor del corazón y el hígado. Ya que muchas personas no pueden correr por más de 45 minutos, es más fácil caminar por períodos largos.

#4 Caminar te permite detenerte de vez en cuando

Al caminar, puedes disminuir la velocidad, disfrutar de las vistas, explorar un sendero o detenerse para beber un poco de agua, sin embargo los corredores es más difícil que puedan parar porque su intención es realizar buenos tiempos.

La investigación ha demostrado que esta ventaja tiene beneficios para la salud. Caminar en entornos naturales como un parque puede ayudar a aliviar el estrés.

#5 Caminar te hace sudar menos

Otro de los beneficios que tiene caminar frente a correr es que cuando caminas a paso lento, apenas sudas.

Por tanto, puedes aprovechar cualquier momento para dar un paseo, sin necesidad de ducharte después, por lo que no tienes que pasar obligatoriamente por casa, sino que puedes aprovechar el paseo para llegar a una cita o para ir a hacer la compra después.

Además, serás menos propenso a contraer golpes de calor si caminas en lugar de correr, aunque debes tomar precauciones.

#6 Puedes usar ropa normal cuando caminas

Los corredores tienen que ponerse su ropa de correr, mientras que los caminantes a menudo pueden caminar con la ropa que estén usando, mientras llevan un calzado cómodo.

¿Qué debería hacer: Caminar o correr?

Como ves, caminar ya no es un ejercicio reservado para aquellos que no pueden salir a correr. La ciencia demuestra que caminar es tan bueno como correr (incluso ligeramente mejor) a la hora de reducir los riesgos sobre la salud. Así que, la decisión es tuya.

Caminar permite te permite relajarte e incluso meditar. Además se puede camuflar en tu rutina diaria casi sin que te des cuenta, perfecto para los que o bien no tienen mucho tiempo para el ejercicio o bien no quieren dedicarle mucho tiempo.

Por otra parte correr te permite ahorrar tiempo de entrenamiento, ya que necesitas menos tiempo y más efectivo para quemar grasa.

Lo determinante es elegir el que más disfrutes por que así te aseguras de que se quede contigo toda la vida. En mi caso, prefiero caminar: aunque tarde más en quemar la grasa, me permite aclara la mente y disfrutar del paseo.

¿Y tú, qué prefieres? Cuéntanos en los comentarios

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.> ACEPTAR

Aviso de cookies