17 asombrosos beneficios de caminar descalzo

3.1 (62.5%) 8 votes

¿Alguna vez has visto a alguien caminar descalzo a todas partes? Seguro que te parece algo muy raro. Pues bien, caminar descalzo, ha pasado de ser una práctica científicamente investigada con una serie de notables ventajas para la salud, como el aumento de los antioxidantes, la reducción de la inflamación y la mejora del sueño.

Caminar descalzo sobre cualquier superficie, ya sea suelo, hierba o arena tiene muchos beneficios para la salud, que provienen de la relación entre nuestros cuerpos y los electrones de la tierra. El planeta tiene su propia carga natural, y parece que nos va mejor cuando estamos en contacto directo con él.

¿Por qué deberías andar descalzo?

Muchos estudios indican que caminar descalzo cambia la actividad eléctrica en el cerebro, medida por electroencefalogramas, beneficia la conductividad de la piel, moderaba la variabilidad de la frecuencia cardíaca, mejoraba la regulación de la glucosa, reducía el estrés y aumentaba la inmunidad.

También aumenta la carga superficial de los glóbulos rojos. Como resultado, las células evitan la formación de grumos, lo que disminuye la viscosidad de la sangre. La alta viscosidad es un factor significativo en la enfermedad cardíaca.

caminar descalzo

Otros estudios han descubierto que la conexión a tierra podría ayudar a regular tanto el sistema endocrino como el nervioso.

Incluso si no hubiera beneficios comprobados al caminar descalzo, yo recomendaría tomar caminatas frecuentes en la naturaleza. Caminar con regularidad, tan sólo media hora al día, puede reducir el riesgo de cáncer, mejorar la salud cardiovascular, moderar el peso y prevenir la diabetes. Además, caminar mejora la oxigenación de la sangre, la circulación y la respuesta inmunológica, elimina toxinas y alivia el estrés.

Caminar en la naturaleza se trata de estar en el momento, en lugar de tratar de lograr algo. Y lo que es aún más importante, estamos rodeados de aire fresco rico en oxígeno y hermosos paisajes, en lugar del olor del gimnasio y los televisores de pantalla plana.

Caminar también crea ritmos físicos y emocionales. A diferencia de correr, que es por definición apresurado y de alto impacto, caminar es suave, nutritivo y nos da espacio. Tenemos la oportunidad de pensar en los eventos del día. Además, incluso un paseo ligero libera endorfinas. Lo más importante es que respiramos profundamente.

A medida que caminamos, nuestra respiración comienza a sincronizarse con nuestro movimiento. Experimentamos un sentido de expansión y libertad. En última instancia, caminar se convierte en algo más que ejercicio; se convierte en una forma de curación, eliminando nuestro estrés y sustituyéndolo por bienestar en todos los niveles.

Creo que nos resultaría difícil encontrar una situación en la que todos salgamos ganando. Al caminar, ejercitamos los músculos y el sistema cardiovascular, mejoramos nuestra salud mental, reducimos el estrés y apoyamos nuestro bienestar general.

El simple hecho de caminar descalzo parece multiplicar esos beneficios al permitirnos sincronizarnos con la carga eléctrica natural de la tierra. A nivel evolutivo, todo esto tiene sentido. Hemos evolucionado cerca de la tierra, y es sólo relativamente recientemente que hemos estado tan ansiosos por alejarnos de la naturaleza.

Beneficios de caminar descalzo

Vamos a ver los beneficios que tiene caminar descalzo en nuestra salud:

1. Reduce el estrés y los ataques de ansiedad

¿Has oído hablar de los antioxidantes, verdad? No son más que parte de lo que comemos (vitaminas, minerales, etc) que todo el mundo dice que son buenísimos para la salud. ¿Por que son tan buenos los antioxidantes? Por que eliminan parte de lo que nos hace envejecer: los radicales libres.

Pero no sólo existen antioxidantes en la comida…

Resulta que la Tierra, es una fuente inacabable de estas maravillosos elementos. Aunque en la Tierra no se encuentran en forma de vitaminas y minerales como en la comida, sino en forma de unas pequeñas partículas: los electrones.

Al caminar con los pies descalzos absorbemos estos electrones. Esto resulta ideal para eliminar los radicales libres que están relacionados con el estrés y la ansiedad.

Andar descalzo es el mejor antioxidante natural.

2. Mejora el equilibrio

Los zapatos nos evitan gran parte del trabajo de equilibrarnos en el día a día. Por culpa de ellos, nuestro cuerpo pierde su sentido natural de equilibrio.

Caminar descalzo hace que tus músculos trabajen de nuevo para recuperar el equilibrio. Incluso los huesos tienen que adaptarse a este nuevo hábito. Andar descalzo obliga a nuestro pie, tan acomodado a los zapatos, a adaptarse a una nueva forma: la del verdadero suelo.

Esta transformación del pie se traslada a todos los huesos que están conectados, reorganizando las cargas y tensiones, lo cual nos ayuda a relajar la presión que caminar con zapatos produce.

3. Mejora la salud de los órganos y extremidades

Diferentes partes de la planta del pie están ligadas a diferentes partes del cuerpo. Esto se debe a que tus pies (y los míos) tienen un gran número de terminaciones nerviosas.

Quizás esto te recuerde a la acupuntura. Esa técnica ancestral  que se basa en pinchar con agujas ciertos puntos del cuerpo que están conectados con el órgano que queremos sanar. Para hacernos una idea viene muy bien imaginarse esa técnica.

Así que no es de extrañar que quitarte los zapatos y caminar estimule los puntos de energía del pie y pueda mejorar la salud del cuerpo como un todo.

4. Es bueno para la piel

Caminar descalzos tiene beneficios para nuestra piel, fortaleciéndola. Es fácil que conozcas a una persona que ha trabajado en el campo y al ver su piel cansada y que refleja todo el gran trabajo dedicado pienses: “Lo siento pero yo no quiero esa piel “. No te preocupes, no estamos hablando de machacar la piel.

El efecto es como el de una vacuna. Por ejemplo, en la vacuna de la gripe lo que nos inyectan es el mismo virus de la gripe pero “atontado”, sin fuerzas como para atacarnos. De esta forma, el cuerpo se entrena frente al virus de la gripe. La misma idea es la que está detrás de salir a pasear descalzo: entrenamos nuestra piel y la fortalecemos al descalzar nuestros pies.

Sin embargo, es preciso tener en cuenta que sin zapatos nuestros pies están más expuestos a diferentes medios. No es de extrañar que se reseque y deshidrate con mayor frecuencia. Además, la piel está mayor tiempo en contacto con polvo y suciedad. Por tanto, debemos complementar este hábito con una buena rutina de limpieza diaria e hidratación al menos tres veces a la semana.

5. Fortalece el cuerpo

Da fuerza a los músculos de la cadera y también mejora su movilidad.

Ya hemos visto que el pie se tiene que adaptar al nuevo perfil del suelo y olvidarse del zapato. Esto reorganizaba los huesos del pie y los que estaban conectados.

Pero es que además caminar descalzo hace uso de toda una serie de músculos que no trabajan cuando usamos los zapatos. Así pues, al trabajar estos músculos día a día notarás como se tonifican y se vuelven más fuertes.

6. Caminar descalzo es lo mejor para los bebés

Si para los adultos veíamos que el pie se adapta y esto fortalece el cuerpo, los beneficios para los bebés son todavía más notables. Se trata de una actividad muy recomendable para alinear las articulaciones.

Por ello, para los bebés, es mejor que caminen sin zapatos, ya que desarrollarán mejor la conexión entre el cerebro y su cuerpo moviéndose. Además, se ubicarán mejor en el ambiente que les rodea y sentirán una mayor seguridad.

7. Mejora el sueño

Estudios confirman que la gente que anda descalza cada día tenía un mejor sueño que la que no practicaba este hábito. Y es que no es de extrañar, por que caminar induce a la relajación.

Ya sabes, si te cuesta dormir date un paseo después de la cena y descálzate.

8. La arena es un spa

Andar descalzos por la arena puede ser una de las actividades más gratificante cuando estamos en la playa. Mucha gente sabe que dar un paseo por la playa mejora nuestro sistema cardiovascular y la circulación sanguínea.

Pero es que además, la arena de la playa es un excelente exfoliante natural que nos ayuda a relajar los músculos, masajear los pies y a liberarnos de impurezas. Como un verdadero spa pero que la naturaleza nos ofrece de forma gratuita.

caminar descalzo por la playa

9. Nos cansamos menos que con zapatos

Al ir descalzos, tendremos una pisada diferente, más natural, de forma que automáticamente será más amortiguada que con calzado.

Parece mentira pero al andar descalzo el impacto del peso del cuerpo está más repartido y se evitan lesiones. Por ello, nuestros músculos se sobrecargarán mucho menos y notaremos un menor cansancio.

Es decir, si quieres ser capaz de caminar durante más tiempo descálzate.

10. Ayuda a los deportistas

Si corres habitualmente quizás hayas notado que pones mucha tensión en las articulaciones en general. Pero en especial en las tres articulaciones que se ven envueltas a la hora de correr, como son la cadera, las rodillas y los tobillos.

Si te animas a correr descalzo descubrirás que la tensión articular es menor que cuando lo haces con calzado. Además, las fuerzas de rotación de las tres articulaciones que interviene en la actividad de correr son menores, evitando lesiones y tensiones en las rodillas.

11. Fortalece nuestras defensas

Investigadores has descubierto que aquellos participantes que caminaban descalzos habitualmente ocurría algo sorprendente: los niveles de glóbulos blancos y rojos en sangre se ajustaban para aumentar las defensas del cuerpo.

En otras palabras, aquellos que incorporaban la actividad de caminar descalzo en su día  a día tenían un estado físico más preparado frente a los posibles invasores.

12. Mejora la circulación

Muchos saben que salir a caminar por la playa, descalzos es una de las mejores actividades para la circulación de la sangre y para el corazón en general. Pero este beneficio no es exclusivo de darse un paseo por la playa.

Ir sin zapatos mejora la circulación sanguínea, ya que permite que la sangre se impulse de mejor manera hacia el corazón. Esto es perfecto para evitar o para mejorar los problemas de circulación por las varices.

En particular los expertos recomiendan caminar sobre piedras o rocas que estén frías si tienes mala circulación. Incluso se atreven a recomendar caminar descalzo sobre la nieve recién caída por que estimula la circulación de la sangre por venas y arterias. Eso sí, no más de unos 3 minutos.

Si te atreves a pisar la nieve con tus pies desnudos sentirás una explosión de adrenalina en tu cuerpo. Eso sí, prepara un buen baño caliente para después.

13. Disminuye el dolor de cabeza

Está comprobado que caminar sobre una superficie fría como veíamos antes (piedras o la nieve) no solamente tiene beneficios sobre la circulación sanguínea. Los expertos recomiendan una especie de terapia de choque: ante el dolor de cabeza o las migrañas, descálzate y anda por un suelo frío.

Además, como caminar descalzos reduce el estrés y libera esos pensamientos que nos atrapan, es fácil de entender que un buen paseo sin la presión de los zapatos nos pueda resultar muy liberador frente a las migrañas.

14. Normaliza los ritmos biológicos

¿Eres de los que se queda despierto hasta las tantas y te cuesta levantarte por las mañanas? Seguramente sufras el síndrome de la fase del sueño retrasada (SFSR)

La contaminación ambiental, las luces de la ciudad y tantos otros factores afectan nuestros ritmos biológicos. Con todo esto, nuestro comportamiento habitual deja de ser “tan habitual” y nos acostumbramos a unos hábitos que muchas veces no se pueden mantener en un mundo real. ¿Cómo crees que se siente alguien que se acuesta a las 4 de la madrugada y se despierta para ir a trabajar a las 7:30?

Andar sin zapatos puede ayudar a calibrar de nuevo este reloj biológico. Dale una oportunidad y arregla tu reloj biológico.

15. Desbloquea emociones contenidas

Aunque parezca mentira, los zapatos son una prisión para una parte del cuerpo importante en la expresividad: los pies. Nuestros pies también se ponen contentos y el tenerlos bajo la presión de los zapatos todo el día no los ayuda.

Por ello, descalzarse al estar por casa puede ayudar a liberar estas emociones que teníamos encerradas en las zapatillas.

16. Aumenta tu energía

Si te quejas de que te sientes agotado/a y todavía falta medio día por delante, sabes que hay que poner remedio. Aparte de dormir más y mejor, una de las cosas más sencillas que puedes incorporar en tu día a día para aumentar tus ganas frente a la vida es caminar descalzo.

Después de todos estos beneficios no es de extrañar que descalzarse y darse un paseo por un parque o la playa aumente la energía del cuerpo. Exponerte a la naturaleza es una de las cosas que mayor efecto tiene a la hora de incrementar la energía del día a día.

17. En general, andar sin zapatos proporciona una vida más feliz y relajada

Liberarse durante un tiempo de los zapatos y andar con los pies desnudos te ayudará a conectar con tu yo interior, lejos de todo el ruido de la ciudad que tantas veces nos abruma. De esta forma, nos conoceremos mejor interiormente y esto se reflejará en una vida más feliz y sin tanto stress.

Desátate de los cordones que te atan a tus zapatos.

Para lograr muchos de estos beneficios no es necesario salir a caminar descalzos durante una hora. Muchas veces podemos adaptar este hábito a nuestro día a día. Algunas formas sencillas consisten en relajarse al llegar a casa y descalzarse. Aprovechar los paseos por el parque para andar descalzos por el césped y la hierba. Sin duda, usar la playa como el mejor spa natural. Y miles de pequeños actos que seguro que se te ocurren.

3.1 (62.5%) 8 votes

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.> ACEPTAR

Aviso de cookies