SIMULADOR de pérdida de peso.

SIMULADOR de pérdida de peso.

Hoy voy a intentar lo imposible.

Por un segundo, sin restricciones, imagina la emoción de tener ese cuerpo que tanto sueñas: alegría, felicidad, tranquilidad, serenidad, bienestar, etc.

¡Bien! Quiero que busques un papel y escribas esa emoción en lo más alto.

Hoy voy a intentar que cuando termines de leer este post te sientas así: como si tuvieras esos kilos de menos. ¡Tal y como suena!

Déjame hacer un poco de magia y convertir ese momento que te he pedido que imaginaras en AHORA mismo.

¿Qué te parece el plan?

Preparando el simulador de perder peso

Quizás alguna vez te hayan hecho esa pregunta tan profunda: ¿Por qué…?

Por ejemplo:

“¿Por qué quieres estar más delgada/o?”

Mucha gente tiene serios problemas para dar una respuesta a esta pregunta. Nos quedamos paralizados como un niño al que le acaban de “robar la nariz”.

Si eres de estas personas déjame que te de un comodín que cambiará tu forma de ver las cosas:

  • La razón por la que quieres estar más delgada/o es por cómo crees que te sentirías siéndolo.
  • La razón por la que quieres ese trabajo es por cómo crees que te sentirías cuando lo tuvieses.
  • La razón por la que quieres esa familia es por cómo crees que te sentirías cuando la tuvieses.

¿Me repito demasiado? Quiero dejarlo bien claro. Cristalino.

La razón por la que quieres cualquier cosa es por cómo crees que te sentirás cuando la obtengas.

¡Esto sí que es fuerte!

¿Por qué?

Porque significa que no tengo que conseguir que bajes de peso al final de este post. Simplemente tengo que hacerte sentir esa emoción que has apuntado en la hoja.

Y lo mejor de todo es que te voy a enseñar cómo hacerlo paso a paso para que lo repitas siempre que quieras.

¡No te decepciones! Nadie puede hacerte perder peso con sólo un artículo o un simulador. Pero tú puedes sentirte como si ya no tuvieras esos kilos de más o ese problema con la comida.

¿Cómo?

Dale al botón de ON: sentir lo que quieres sentir

La verdad es que puedes sentirte feliz ahora mismo si lo DECIDES. De hecho, puedes sentir la emoción que elijas ahora mismo con solo decidirlo. Puedes sentir hambre, alegría o tristeza.

Pero normalmente no sabemos cómo tomar una decisión firme en este mundo emocional…

¡No te preocupes! Para solventarlo comparto contigo los pasos que necesitas seguir.

Eso sí, escucha lo que te voy a decir a continuación: no basta con entender intelectualmente los pasos. No basta con comprenderlos. Para ver resultados tienes que dar el salto. Atrévete, confía en mí y actúa.

¿Estás preparada/o? Pues vamos allá

La tríada de las emociones

Esa emoción que has escrito en el papel (y todas las demás también) se apoyan en 3 pilares que Tony Robbins y otros psicólogos han llamado la tríada de las emociones.

Domina los 3 pilares y podrás dominar lo que sientes.

PASO 1: Cambia tu fisiología

Cada emoción se siente primero en el cuerpo. Imagina una persona triste y derrumbada. ¿Cómo la ves? Hombros caídos, pasos cortos, labios hacia abajo, cejas caídas, con un hilo de voz, como si el cuerpo pesara una tonelada y con poca seguridad en sus palabras.

Ahora imagina a una persona alegre. ¿Cómo la ves? Saltando, ligera, activa, con la cabeza bien alta, sonriendo, con los ojos bien abiertos, una voz segura y cantarina. La fisiología incluye cómo te mueves, cómo respiras, cómo hablas, cómo te posicionas, etc. Todo lo que tenga que ver con tu cuerpo.

Si estás triste te verás como la persona que has imaginado (hombros caídos, pasos cortos, etc). Pero también funciona en sentido inverso: si cambias cómo te ves puedes cambiar tus emociones.

Ahora mismo, levántate si estás sentada/o, ríete por ninguna razón y salta mientras respiras profundamente. ¿Puedes evitar sentirte más feliz?

emociones y cuerpo

Así que para sentir esa emoción que has apuntado en la hoja de papel pregúntate: ¿cómo actuaría una persona que se sienta así?

Imítala.

PASO 2: Cambia tu foco de atención

De nada sirve dar saltos si mientras estás pensando en lo mal que te ves con esos kilos de más. Para molestar a los vecinos y poco más.

Por eso es importante utilizar la mente y no sólo el cuerpo. Si quieres sentirte feliz, concentra tu atención en aquellas cosas de tu vida que harán sentir felicidad. Para ello, puedes preguntarte: “¿De qué estoy feliz ahora mismo en mi vida?”

O incluso puedes recordar momentos felices del pasado para sentir esa alegría.

Un buen ejemplo del poder de la atención lo saben bien los pilotos de carreras. Cuando el coche se desvía del camino los pilotos tienen 2 opciones:

  • Mirar al sitio al que te vas a estrellar y tratar de frenar, algo prácticamente imposible.
  • Concentrarte de nuevo en la carretera, allí dónde quieres que vaya el coche.

Obviamente sólo una de ellas te puede salvar la vida. Y es que si pones tu foco de atención allá donde quieres ir, el camino se te iluminará.

Así que concentra tu atención y energía en los pensamientos que te llevarán a sentir esa emoción del papel.

La mejor forma de cambiar el foco de atención, sin duda alguna, es usando preguntas. Dime si no sería distinto levantarse y preguntar: “¿Por qué me tengo que levantar tan temprano?” o preguntarte: “¿De qué me siento especialmente orgullosa/o hoy?”

¡Y tanto que sí!

Por eso aquí te dejo una lista de preguntas que te puedes hacer para concentrarte en la felicidad, entusiasmo, gratitud y otras buenas cosas ;)

Y si esto te parece una tontería te reto a que lo pruebes durante 1 semana. Quizás te sorprendas de los cambios que veas en ti misma/o.

PASO 3: Cambia tu lenguaje

Quiero que te imagines las palabras como etiquetas. Cada vez que sientes algo en tu cuerpo tu cerebro necesita clasificarlo así que usa una de esas etiquetas: aburrida/o, triste, estresada/o, etc

Sin embargo, cada palabra/etiqueta tiene una intensidad distinta. No es lo mismo “sentirse bien” que “sentirse espectacular”, no es lo mismo sentirse inseguro que sentirse cuestionando algo.

Tu y yo podemos tener la misma experiencia pero si yo le pongo la etiqueta de electrizante y tú de divertida, adivina quién se sentirá más enérgico y entusiasmado para hablar de ella…

Este paso resume una de las técnicas más poderosas de la ciencia de la PNL (programación neurolingüística) y tú puedes empezar a usarla ahora mismo si deseas sentirte invadida/o por esa emoción que has escrito en la hoja.

Si quieres empezar a sentirte más viva/o usa palabras como: excitante, apasionante, vibrante, electrizante, estimulante o vivificante.

Si quieres dejar de sentirte tan cansada/o anímicamente reduce la intensidad: cambiando fracaso por aprendiendo, estúpida/o por descubriendo, rechazada/o por incomprendida/o o estresada/o por demandada/o.

No subestimes el poder de las palabras.

¿Esto es una broma?

No. No es ningún tipo de broma.

Lo que quiero decirte con este post es que eso que crees que sólo puedes conseguir si pierdes peso lo puedes tener ahora mismo. Por que, aunque suena a estafa del teletienda no lo es: ¡puedes sentir la emoción que quieras!

Pero ojo, no quiero que te conformes con tu peso y no trates de cambiarlo. Pero mi pregunta es: ¿para qué esperar a perder peso para ser feliz?

Me encantaría saber tu opinión sobre este “simulador”. Escríbeme en los comentarios.

Leo y respondo a cada uno de ellos.

6 thoughts on “SIMULADOR de pérdida de peso.

  1. Patricia

    Me gusta mucho tu técnica !!!! La pongo en practica ahora mismo y pronto te cuento el resultado !!! Mil gracias !!! Abrazo

    1. Joan

      ¡Cuánto me alegro, Patricia!
      Espero ansioso saber cómo te ha ido ^^

  2. Muy muy interesante, no puedo estar más de acuerdo :)
    El enfoque de gestión emocional es brutal.

    1. Joan

      Muchísimas gracias, Sergio!! :D

  3. Tatty

    Captaste mi atención con tus palabras simples y poco rebuscadas, seguiré contigo y mira que soy bien incrédula. Vamos a ver como me va!!

    1. Joan

      Lo tomo como todo un cumplido, Tatty. Pero visto lo que hay por internet no me extraña que digas eso.
      Ojalá te sirva mucho.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *