AVISO RUNNERS: Caminar puede ser mejor que correr

AVISO RUNNERS: Caminar puede ser mejor que correr

No quiero desanimar a todos los runners convencidos de que correr es lo mejor para su salud, pero ¿sabías que caminar es casi el doble de efectivo que correr a la hora de reducir los problemas de corazón? No se trata de señalar a los que corren e ignorar todo su esfuerzo ni tampoco de minusvalorar a aquellos que prefieren darse un paseo.

Lo importante es darse cuenta de que tu corazón te puede estar diciendo: «hey, hoy vamos a caminar tranquilitos» mientras tu te empeñas en correr los 8 km en 30 minutos. Después de leer este post descubrirás qué es lo que tu cuerpo realmente quiere: caminar o correr.

IMPORTANTE: he preparado una infografía para ayudarte a decidir qué es mejor para tu cuerpo hoy: caminar o correr. Descárgala gratis al final del artículo

Por qué el corazón prefiere caminar a correr

Caminar o correr... lo que diga la taza
Caminar o correr… lo que diga la taza

Según este estudio del Lawrence Berkeley National Laboratory, tanto caminar como correr proporcionan los mismos beneficios para la salud, siempre que la energía utilizada sea la misma. Es decir, tanto da correr 4 km o caminar 4 km. A nuestra salud le sienta igual de bien.

Obviamente, la ventaja de correr es que puedes recorrer 4 kilómetros en 25 minutos, mientras que caminando puedes tardar cerca de 1 hora. Al final, todo se trata de la prisa que tengas.

Lo que los autores de este estudio encontraron es que:

  • Correr disminuye el riesgo de presión alta un 4.2%, mientras que caminar lo reduce un 7.2%.
  • Correr disminuye el riesgo de colesterol alto en un 4.3%, mientras que caminar lo hace hasta en un 7%.
  • Correr disminuye el riesgo de diabetes en un 12.1% y caminar en un 12.3%.
  • Correr disminuye el riesgo de enfermedades del corazón en un 4.5%, mientras que caminar lo reduce en un 9.3%.

¿Demasiados números? Así mejor:

REDUCCIÓN RIESGO DE

Comparación beneficios de caminar o correr

En palabras del propio Williams, coautor del estudio: «Caminar como una forma de ejercitarse. No se trata de algo sin importancia, sino de caminar como ejercicio de verdad».

No necesitas salir a sudar la gota gorda corriendo para obtener los beneficios para tu salud cardiovascular. Además, caminar tiene menor impacto sobre las articulaciones que correr. De forma que no hay que preocuparse tanto por las zapatillas, rodilleras o similar. El único equipamiento que necesitas son tus piernas y una buena motivación.

¿Correr o caminar para perder grasa?

Aunque para reducir los riesgos sobre la salud tanto correr como caminar son opciones válidas, a la hora de perder peso el jurado es unánime: corre. Si tu prioridad es quitarte esos kilos de más los estudios corroboran que correr es más efectivo que caminar.
No solamente quemas más calorías corriendo la misma distancia sino que además, según se prueba en esta investigación, las mujeres que corrieron en lugar de caminar después tenían menos apetito y comieron menos. Es decir, después de correr nuestro apetito se reduce.

¿Qué debería hacer?

Como ves, caminar ha dejado de ser el segundo plato de correr. Ya no es un ejercicio reservado para aquellos que no pueden salir a trotar. La ciencia demuestra que caminar es tan bueno como correr (incluso ligeramente mejor) a la hora de reducir los riesgos sobre la salud. Así que, la decisión es tuya:

BONUS GRATUITO: Descarga esta infografía para ayudarte a descubrir qué es lo que tu cuerpo realmente quiere hoy: caminar o correr. Haz click aquí para descargar

Caminar permite te permite relajarte e incluso meditar. Además se puede camuflar en tu rutina diaria casi sin que te des cuenta, perfecto para los que o bien no tienen mucho tiempo para el ejercicio o bien no quieren dedicarle mucho tiempo.

Por otra parte correr te permite ahorrar tiempo de entrenamiento, ya que necesitas menos tiempo y más efectivo para quemar grasa.

Lo determinante es elegir el que más disfrutes por que así te aseguras de que se quede contigo toda la vida. En mi caso, prefiero caminar: aunque tarde más en quemar la grasa, me permite aclara la mente y disfrutar del paseo.

¿Y tú, qué prefieres? Cuéntanos en los comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *